Los apartamentos en Ezcarayson lugares donde la naturaleza y el patrimonio histórico se unen para dar lugar a paisajes medievales en plena naturaleza.

El pueblo de Ezcaray satisface las necesidades de los gastrónomos más exigentes, amantes del senderismo, de la nieve y a micólogos incansables. Se trata de un destino muy versátil, con las cuatro estaciones del año bien marcadas, contrastando la nieve en las cumbres del monte de San Lorenzo y los coloreados campos de cultivo que siembran los terrenos.

En la zona los planes van desde la recogida de setas en sus bosques durante el otoño, las jornadas de esquí entre diciembre y marzo y las rutas a pie o en bici que pueden disfrutarse en primavera y verano por la Vía Verde del Río Oja o por los múltiples senderos que vertebran la zona.

El pueblo, donde la construcción rústica de piedra abunda, cuenta con unos 2.000 habitantes durante el año, aunque sobrepasa los 10.000 durante la temporada alta.