la rioja

La Rioja es considerada como una ciudad de interés natural. Los viñedos y las bodegas son el principal protagonismo de esta región. Es por ello por lo que está considerada como la ciudad del vino. No obstante, La Rioja es mucho más. Ofrece multitud de experiencias además de diferentes recorridos para disfrutar de sus calles, su ambiente y del amplio abanico de actividades culturales-turísticas.

En cuanto a gastronomía, el vino es la mejor compañía de todo turista que decide disfrutar de unos días en este rincón del país. Pero también, sus ricas huertas son las causantes de ofrecer sus platos estrellas de verduras, desde el cardo, la borraja hasta las alcachofas. Los verdes pastos de su naturaleza ofrecen carnes de gran calidad, ofreciendo así una carne de ternera camerana o las chuletas de cordero asadas.

En los alrededores de la región, se puede observar maravillosos pueblos con grandes historias a sus espaldas. Uno de ellos es Ezcaray, un municipio de La Rioja que además es considerada como la primera villa turística de la localidad. Son muchos los grupos de amigos y familias los que acuden en verano para reservar uno de los apartamentos que dispone Ezcaray ya que, además de ser más económico para el bolsillo (aspecto que se agradece en verano), es un rincón donde perderse y poder tomar contacto directo con su historia y naturaleza.

Para los aventureros y deportistas, recomendamos alguno de los muchos alojamientos exclusivos para ciclistas con el objetivo de disfrutar de la montaña que se erige a los alrededores de Ezcaray. Los amantes del ciclismo y senderismo se embarcan en la Sierra de la Demanda, ubicada en la cara Norte del pico San Lorenzo, para disfrutar del paisaje mientras realizan ejercicio rodeado de la naturaleza y del clima. Los hoteles que hay en las cercanías, están pensados para este tipo de turismo. Los apartamentos Real Valle Ezcaray han recibido el sello de Calidad Bikefriendly considerado como uno de los mejores hoteles y viajes para ciclistas. Ofrece varios servicios exclusivos para los deportistas robre ruedas. Disponen de un espacio guardabicis, así como un taller y una zona de lavado donde te permitirá dejar tu bicicleta reluciente y apta para embarcarse en otra nueva aventura.

Para el tradicional turismo de vino, Logroño es el lugar ideal para poder empaparte de sus más de 500 bodegas que conforman esta región. Cerca de 100 bodegas abren sus puertas al público, ofreciendo catas, visitas, talleres gastronómicos, entre otros. Todas las personas que acuden, aprenden, saborean y disfrutan de todo lo que tiene que ver con el vino. Así, el vino es un referente social y cultural en la que, una importante parte de sus fiestas y tradiciones, giran en torno a este producto.

Así que si lo que buscas es escaparte de unos días de playa para acudir a la montaña y disfrutar de su naturaleza, gastronomía y del buen vino, Logroño es el destino que te recomendamos. Sus calles, su ambiente, los pueblos de alrededor, el vino y la naturaleza; harán de tu estancia algo inolvidable. Disfruta de unos días rurales codeándote con el mejor vino y las mejores bodegas a nivel nacional.