ezcaray

La Rioja esconde muchos lugares llenos de encanto e ideales para realizar una escapada de un fin de semana y desconectar en contacto con la naturaleza. La villa de Ezcaray, en la parte alta del valle del Oja, es uno de ellos.

Ezcaray fue declarada la primera villa turística de La Rioja y tiene razones para presumir de ello. Ubicada en plena Sierra de la Demanda, está envuelta en montañas y bosques que permiten realizar rutas increíbles tanto a pie como en bici. Además, de esas mismas montañas nace el río Oja, otro gran atractivo para pasear cuando hace más frío y para bañarse cuando llega el calor.

La villa está llena de parques y paseos para disfrutar y desconectar en familia o con amigos, como por ejemplo el Camino de la Herradura, una ruta de 10 kilómetros para conocer las aldeas que rodean Ezcaray: Zaldierna, Azarrulla, San Antón y Posadas, algunas de ellas ya despobladas.

Dependiendo de nuestra condición física, tiempo y época del año hay rutas con diversos grados de dificultad para conocer los alrededores de la villa, como la ruta al Barranco de San Miguel, la Dehesa de Lanuza o Cilbarrena.

Ezcaray es un pueblo de apenas 2.000 habitantes, pero lleno de encanto gracias a su arquitectura tradicional y al legado monumental que atesora. El más destacado es la Real Fábrica de Tapices, fundada en 1752 y que actualmente es la sede del ayuntamiento y acoge también un albergue. Otros puntos destacados son el Palacio de Santa María la Mayor, del siglo XVI; el Palacio del Ángel y la ermita de la Virgen de Allende.

Otro gran atractivo es la pista de esquí de Valdezcaray, a solo 14 kilómetros de distancia y con pistas de todas las dificultades y tres cotas diferentes con todos los servicios necesarios para disfrutar de una gran jornada de nieve.

El pueblo multiplica por seis su población en verano, por lo que está preparado para acoger a visitantes durante todas las épocas del año gracias a la amplia oferta de hoteles y apartamentos en Ezcaray. Los apartamentos Real Valle Ezcaray ofrecen a sus clientes habitaciones totalmente equipadas, con capacidad de hasta seis personas. Además, cuenta con el certificado de bike friendly, por lo que ofrece de forma gratuita a sus clientes espacio para guardar bicicletas, taller, zona de lavado y rutas personalizadas.

Si quieres dormir en un hotel ideal para los amantes de la bici en Ezcaray, este es sin duda tu mejor opción. Además, se ofrecen más actividades como paseos a caballo, rutas del vino y rutas culturales.

Ya lo sabes, este puente de diciembre viaja a La Rioja y descubre el encanto de la villa de Ezcaray, un pueblo envuelto en naturaleza y con actividades para toda la familia.