valdeezcaray

La temporada de esquí 2018-2019 ya está aquí y es el momento de preparar la ropa de abrigo y enfundarse los esquís. La oferta en España es de lo más variada y hay estaciones en las que tienen cabida desde la práctica de los deportes más extremos hasta otros más tranquilos, eso sí todos se pueden combinar con el disfrute gastronómico.

Un año más encontramos a la estación riojana de Valdezcaray como la opción más económica de todo el país con unos precios ante los que ningún amante del esquí podrá resistirse. El precio del forfait solo 28,50 euros. En el caso de que acudas un día de temporada baja, sólo te costará 22 euros. Los abonos para toda la temporada de adulto tienen un precio de 400 euros y para los más pequeños, 280 euros.

La estación de esquí ubicada en la Sierra de la Demanda cuenta con un total de 26 pistas, de ellas seis son verdes y otras seis azules, por lo que se trata de unos parajes ideales para aquellas personas que tienen su primer contacto con la nieve o que se encuentra en fase de aprendizaje. Las pistas azules más famosas son las de Campos Blancos y Coloccobia, desde la parte alta de la estación recorre toda una ladera con vistas espectaculares sobre el valle.

Para los más expertos, la mejor opción es ‘Dos torrentes’, una pista roja situada en el extremo derecho de la estación y con una pendiente continuada que te hacer estar siempre en tensión. No nos podemos olvidar de las únicas pistas negras de Valdezcaray, ‘Pala Fuerte’ y ‘La Ese’, pero tienen un problema muy habitual de falta de nieve y piedras, lo que les obliga a estar cerradas muchos días a lo largo de la temporada. Y si lo que quieres es hacer un fuera-pista, Cangrejos es la mejor opción para los que conocen la estación.

Pero los precios bajos no son el único atractivo de la estación situada en el pico San Lorenzo, también se pueden encontrar apartamentos en Ezcaray a muy buen precio, que gracias a su perfecta situación a medio camino entre Burgos y Logroño hacen que la gastronomía se convierta en una parada obligada donde disfrutar de una buena comida acompañada de los mejore vinos de esta tierra.

Ezcaray es el pueblo más cercano a la estación (a unos 17 kilómetros), un enclave que atrapa al visitante que pasea por sus calles y disfrutar del encanto de su casco histórico. El municipio tiene espectaculares paisajes y una flora diversa para adentrarse en los caminos y rutas de los alrededores. Uno de los más frecuentados es la Vía Verde del Oja, un camino de 27 kilómetros que seguía el antiguo ferrocarril y que iba desde Ezcaray hasta Haro, muy sencillos de recorrer para el senderista, que transcurren entre los bosques de hayedos y rebollares de la ribera del Oja.